La Gran Manzana

Hace unos 40 años nació la compañía con mayor volumen de capitalización bursátil en el mundo en la actualidad. Si os digo esto, estoy seguro de que la gran mayoría sabríais decirme de que empresa estamos hablando (Sí, estoy hablando de Apple).

Pues bien, el 16 de mayo, el inversor más grande en la historia de Wall Street, Warren Buffet, “adquirió” un paquete accionarial de aproximadamente 1.000 millones de dólares a través de su vehículo de inversión Berkshire Hathaway. Desde hace un par de semanas esta noticia ha acaparado todas las portadas de las noticias y diarios financieros, pero, ¿Y esto cómo lo podemos interpretar?

Básicamente, el gran gurú en los mercados siempre había apostado por empresas maduras, capaces de generar grandes flujos de caja y con una posición “dominadora y estable” en su sector y que estén infravaloradas.

Se trata de la primera vez que Buffett decide apostar por la “gran manzana” como apuesta a largo plazo. Aquellos años en los que Apple era una start-up que no dejaba de crecer, parece que han dado paso a su fin.

En el último año, ha perdido casi un tercio de su valor en Bolsa y parece lógico que la compañía californiana haya tenido que acudir a Warren Buffett para salvar los muebles. Con esto no quiero decir que le esté yendo mal ni nada por el estilo. Simplemente, Apple ha perdido ese encanto de empresa con beneficios ilimitados que nunca paraba de crecer. Sólo con ver las ventas del Iphone 6S en comparación con su predecesor nos podemos hacer una idea.

apple center

Apple lógicamente seguirá al pie del cañón, seguirá generando muchos beneficios y flujos de caja además de seguir gozando de una posición privilegiada como ha tenido hasta ahora en el sector tecnológico. Pero lo que está claro, es que ha perdido ese toque de picardía, ese toque de fantasía que la hacía tan divertida y tan especial.

Al adquirir una participación tan elevada, Warren Buffett está poniendo a Apple al mismo nivel que algunas de sus joyas de la corona como son: Coca-Cola, Walmart, Wells Fargo, General Electric o la cadena de comida Kraft Heinz entre otros.

Para muchos otros, y para la propia compañía, Apple todavía está en su edad dorada. Para Warren, parece claro que está en su etapa de mayor madurez.

En el siguiente gráfico, podemos ver la bajada de cotización de la que os he hablado:

Apple Computer Inc(Diariamente)20160603092723

Fuente: Investing.com

El 16 de mayo, las acciones de Apple habían subido un 3,49% simplemente con la noticia de la compra de un paquete accionarial por parte de Berkshire Hathaway. Pero esto no se queda ahí, en el lado opuesto, Carl Icahn, a través de su fondo Icahn Enterprises, decidió vender su 9% de participación de Apple.

Warren Buffett, como ya dije antes, siempre adquiere posiciones en compañías con alta capacidad de generar flujos de caja sostenidos y calificación de deuda AA como mínimo. En cambio, el fondo de inversión de Icahn Enterprises tiene una valoración de deuda que es bono basura, haciendo compras hostiles avalando la compra con los activos de las compañías que adquiere.

Mi opinión es que realmente, detrás de todo esto hay un trasfondo de cuestiones políticas. En febrero Icahn vendió sus acciones de Apple generando amplias plusvalías (por más de 2.000 millones de dólares). Por todos es sabido que Buffett es un reconocido demócrata, en cambio el señor Icahn apoyó a Donald Trump en público, sabiéndose que en caso de llegar éste último a la Casa Blanca, Carl recibiría el puesto de Secretario del Tesoro estadounidense.

Sinceramente no quiero entrar en este tipo de cuestiones políticas pero lo que sí tengo claro es que hay algo más detrás de todo esto que difícilmente podremos llegar a entender o conocer.

¿Qué pasará con Apple?

Ambos inversores está claro que tienen razón en lo que hacen. Warren es el mejor en lo que hace, aunque no infalible. Lo que sí está claro es que la compra de la gestora financiera Hathaway ha dado un voto de confianza a Tim Cook y a su equipo de directivos para el futuro.

Apple no ha perdido el encanto, aunque hay que reconocer que su última línea de innovación (el Apple Watch principalmente) no es suficiente para cambiar los resultados de la compañía de manera muy “drástica”. En la actualidad, la gran manzana, a pesar de estar desarrollando diversos proyectos de automoción y diversos planes en los países en vías de desarrollo, está claro que ha perdido el encanto de chica joven y que ahora tendrá que recuperar.

Por último, a mi modo de ver, el Iphone 7 creo que será un punto de inflexión que nos dirá donde se sitúa la compañía de Silicon Valley. Aunque yo personalmente, creo que esta guerra de “pactos de compra y de venta” se debe más a una cuestión política que puramente financiera, por lo tanto, sólo el tiempo nos dirá que ocurre finalmente.

Gracias por seguir aguantándome otra semana más y nos vemos en los próximos días.

 

DFV.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s