La gran apuesta: Aena

Hola de nuevo lector@s.

Después de varios meses desde el último post ha llegado diciembre y con él, “el último mes del año”.

Estos últimos meses los mercados han “sufrido” múltiples variaciones y se han visto expuestos a grandes volatilidades debido a los distintos acontecimientos ocurridos (Brexit, elección de Trump, referéndum en Italia, etc). Hasta incluso hemos visto como un trader del Citibank en Japón era capaz de hundir la cotización del GBP/USD en cuestión de minutos.

Pero, al final, parece que la lógica se va imponiendo en las últimas sesiones y hoy mismo el Ibex-35 ha llegado a los 9.000 puntos básicos. Veremos si es capaz de alcanzar los 9.200 con el tan esperado “rally de navidad”.

Estos días he estado pensado en una pregunta que me han hecho muchas personas: “¿Diego, si tuvieses que elegir, dime un valor que escogerías para tu cartera?”

Obviamente se me ocurren muchísimas empresas que me gustaría tener en cartera pero hoy me apetece hablar de una empresa que lo ha esto haciendo muy bien desde que ha salido a bolsa el pasado el 11 de febrero de 2015: Aena.

Aena.jpg

Aena como tod@s sabréis es la principal empresa gestora de los aeropuertos españoles y según su página web corporativa “el primer operador aeroportuario del mundo por número de pasajeros”.

Básicamente, en este artículo ofreceré algunos datos muy sencillos de su valoración, la previsión de los analistas y riesgos y, por último, ofreceré mi propia valoración acerca del comportamiento que ha tenido y lo que espero de la compañía para el futuro inmediato.

En primer lugar, como comentaba antes, la Oferta Pública de Venta de Aena se celebró a principios de 2015. La compañía había estado bajo la dependencia del Ministerio de Fomento hasta ese momento y, en esa misma OPV, se acordaba la privatización parcial de la sociedad.

El precio de salida fue de 58€ y la verdad es que no defraudó a nadie desde su salida a bolsa, colocando tan sólo un 28% de su capital. El otro 21% se gestionaría a través de “tres socios de referencia” y el 51% restante quedaría en manos del Estado, a través de la sociedad Enaire.

Las distintas entidades aseguradoras de la operación (encabezadas por Merrill Lynch), se asegurarían una opción de compra a través de la cláusula “Green shoe”, traduciéndose en una ganancia de 150 millones de € para estas entidades.

El apoyo a esta compañía ha sido tal que no ha necesitado ayudas externas de ningún tipo por parte de las entidades financieras, más allá de la propia colocación en el parqué español.

Los distintos medios de comunicación se hacían eco de la noticia y no era para menos. A medida que pasaban los meses Aena no paraba de subir y en la actualidad ya ha sobrepasado los 120€/acción.

En el siguiente gráfico muestro la cotización de Aena desde su salida a bolsa hasta la actualidad. Una auténtica barbaridad…

Aena cotización (2015-2016).gif

Fuente: Visual Chart 6

En segundo lugar, lo que más me gusta de esta compañía es el valor que tiene “en libros”. Según datos de Expansión.com, el beneficio neto ha pasado de 833 M€ en 2015 ha 1.141 M€ en 2016 (estimado), el dividendo neto por acción de 2,71 € (2015) a 3,4 € (2016) e incluso el ROE (Rentabilidad Financiera) ha sido positivo desde su salida a bolsa (0,19 en 2015 y 0,21 en 2016). El EBITDA (beneficio bruto antes de la deducción de gastos financieros) también ha sido positivo, pasando de 2.098 M€ en 2015 a 2.278 M€ en 2016.

Existen múltiples indicadores para medir la salud de una empresa pero en mi opinión, los datos anteriores, son más que suficientes, sin entrar en detalles, para valorar Aena. Obviamente, jamás se debe de analizar una empresa con sólo 2-3 indicadores. En cualquier enlace web de finanzas encontraréis más datos que detallan la situación de la compañía. Hasta incluso la propia empresa en su página web corporativa detalla las auditorías y cuentas anuales, además de los resultados del 2015 y del 2016 hasta la fecha.

Pero, sobre todo, cabe destacar que de los principales posibles riesgos a los que puede estar “sometidos” una compañía (riesgo de mercado, de tipo de crédito, de liquidez, operativo, de país o sistémico) el único que realmente me preocupa, al margen de los riesgos inherentes a cualquiera inversión, es el riesgo de caer en mano de los políticos al ser una empresa privada “parcialmente” y poder usar en contra de los inversores institucionales y minoristas ese 51% del capital que está en manos del Estado.

El riesgo país para algunos podría ser un problema, pero en la actualidad, a los más de 46 aeropuertos y 2 helipuertos en España, debemos sumarle la gestión directa o indirecta de otros 15 aeropuertos en Europa y América. En principio, el riesgo país no debería ser una causa que pueda forzar la cotización a la baja en algún momento en el corto-medio plazo.

En cuanto al análisis que hacen muchos analistas, se dice que Aena podría sufrir una presión bajista en caso de llegar a los 120€ por acción. Otros muchos coinciden en que la tendencia es claramente alcista, puesto que parece que tenemos un techo en los 132,8€/acción. Todo ello debemos mirarlo con lupa en función de si estamos analizando una inversión short-term o long-term.

Por último, en cuanto a mi valoración personal, aquellos que conocen mi forma de pensar, saben que me gusta la especulación a corto plazo, pero por mi perfil de riesgo siempre me he inclinado hasta ahora por la inversión a largo plazo.

La empresa se ha revalorizado más de un 80% desde su salida a bolsa y, aun así, desde diversas fuentes de información se ha llamado a la prudencia diciendo que el valor ya no tiene recorrido alcista o que a corto plazo es una clara opción “neutral”.

Aena es un valor con recorrido alcista y, me atrevería a decir, que todavía tiene potencial más que suficiente para pasar los 130€/acción. El turismo, el aumento de la cantidad de pasajeros en los aeropuertos españoles y el aumento de la flota aeroportuaria tendrán la llave del futuro de la compañía.

DFV.

El nuevo Lehman Brothers

Hola de nuevo a tod@s.

Después de varios meses desde el último post vuelve septiembre y con él “la vuelta al cole”.

Hace poco, varias personas me preguntaron cómo veía la economía global, si habíamos salido de la crisis y la recesión global o realmente seguíamos en esa fase de “quiero y no puedo” y se volverá a producir algo semejante a 2008.

Indagando por internet y buscando información, me he dado de cuenta que lo que ocurrió en 2008 con Lehman Brothers fue un desastre, un verdadero desastre pero nada que ver con lo que va a ocurrir en un futuro no muy lejano con Deutsche Bank como nadie intervenga y haga algo.

Buscando información y datos, he podido ver que a la cotización del valor del banco de inversión alemán le está sucediendo algo muy semejante a lo que le había ocurrido al citado banco norteamericano antes de su caída. He aquí los datos de la cotización de la acción de DB en los últimos años:

deutsche-bank-ag-na-o-n

Fuente: ProRealTime (11/09/16).

Lo que vemos en el gráfico de arriba es la variación de la cotización del banco alemán desde 2008 hasta la actualidad.

¡Una auténtica barbaridad!

La cotización de las acciones ha pasado de algo más de 80€/acción a finales de 2007 a cerrar este viernes pasado en 13,65€ la acción, en la Bolsa de Frankfurt. Por no mencionar la variabilidad que ha sufrido la compañía en la bolsa estadounidense donde también cotiza (de más de 150$ pasó a 13$ por acción en el mismo periodo). Y alguno se preguntará, ¿a qué es debido?

Existen múltiples factores que han afectado al precio de DB. En los últimos meses, han salido diversas informaciones de Deutsche Bank sobre una posible fusión con el gigante alemán Commerzbank pero la información que más me ha dejado sorprendido la encontré en un blog llamado “Gurusblog” donde se decía que Deutsche Bank “tenía una exposición de derivados de 54,7 billones de euros. Cinco veces más que el PIB de toda la Unión Europea, veinte veces más que el PIB de Alemania y una cifra que equivale al PIB de todos los países del mundo juntos”.

Exposición derivados Deutsche Bank.jpg

Fuente: http://www.gurusblog.com/archives/y-quien-va-ser-el-valiente-que-rescate-este-monstruo/29/04/2014/

¿Qué locura no? ¿Os acordáis cuando se rescató a Bankia y en 2012 la prima de riesgo española llegó a pasar los 500 puntos básicos y se hablaba de un rescate?

Sinceramente, da igual que medición del riesgo estén a usar los traders en la sede central de Frankfurt. ¿Alguien sabe que son los derivados financieros? Como dice Daniel Lacalle un derivado financiero es “un instrumento financiero cuyo valor deriva de otro instrumento financiero, por ejemplo de una determinada acción o sobre el valor de una determinada materia prima”.

Que no nos engañen. Si esa “bola de deuda” que están creando en Deutsche Bank sigue creciendo será el fin de la economía tal y como la conocemos. ¿Cómo es posible que Bruselas no diga nada? ¿Acaso nos toman por tontos? ¿Cómo es posible que las recomendaciones del valor tanto a corto como medio y largo plazo son de “compra fuerte” o “mantener”? Es lo mismo que si yo tengo un sueldo de X euros al mes y pido a mi banco X+1 euros todos los meses y no pago nada de lo que me prestan. Y así sucesivamente.

La entidad presidida por John Cryan a priori tiene solvencia y credibilidad ante los medios de comunicación pero no podrán ocultar semejante deuda por mucho tiempo. Esa deuda no se va a pagar con fondos de Alemania, la pagaremos todos los europeos… y toda la población mundial.

Puede que en un año, puede que en diez, pero lo que está claro es que la verdad va a salir a la luz. Hasta ahora la UE les ha permitido apalancarse hasta la saciedad pero, para reducir la deuda de un ente o persona, la solución no pasa por endeudarse más o “apalancarse”.

Seguramente me equivoque pero en pocos años veremos la caída de uno de los bancos de inversión más importantes de la historia de la Unión Europea actual en caso de continuar con la misma pasividad de los entes públicos. Tiempo al tiempo.

 

DFV.

La Gran Manzana

Hace unos 40 años nació la compañía con mayor volumen de capitalización bursátil en el mundo en la actualidad. Si os digo esto, estoy seguro de que la gran mayoría sabríais decirme de que empresa estamos hablando (Sí, estoy hablando de Apple).

Pues bien, el 16 de mayo, el inversor más grande en la historia de Wall Street, Warren Buffet, “adquirió” un paquete accionarial de aproximadamente 1.000 millones de dólares a través de su vehículo de inversión Berkshire Hathaway. Desde hace un par de semanas esta noticia ha acaparado todas las portadas de las noticias y diarios financieros, pero, ¿Y esto cómo lo podemos interpretar?

Básicamente, el gran gurú en los mercados siempre había apostado por empresas maduras, capaces de generar grandes flujos de caja y con una posición “dominadora y estable” en su sector y que estén infravaloradas.

Se trata de la primera vez que Buffett decide apostar por la “gran manzana” como apuesta a largo plazo. Aquellos años en los que Apple era una start-up que no dejaba de crecer, parece que han dado paso a su fin.

En el último año, ha perdido casi un tercio de su valor en Bolsa y parece lógico que la compañía californiana haya tenido que acudir a Warren Buffett para salvar los muebles. Con esto no quiero decir que le esté yendo mal ni nada por el estilo. Simplemente, Apple ha perdido ese encanto de empresa con beneficios ilimitados que nunca paraba de crecer. Sólo con ver las ventas del Iphone 6S en comparación con su predecesor nos podemos hacer una idea.

apple center

Apple lógicamente seguirá al pie del cañón, seguirá generando muchos beneficios y flujos de caja además de seguir gozando de una posición privilegiada como ha tenido hasta ahora en el sector tecnológico. Pero lo que está claro, es que ha perdido ese toque de picardía, ese toque de fantasía que la hacía tan divertida y tan especial.

Al adquirir una participación tan elevada, Warren Buffett está poniendo a Apple al mismo nivel que algunas de sus joyas de la corona como son: Coca-Cola, Walmart, Wells Fargo, General Electric o la cadena de comida Kraft Heinz entre otros.

Para muchos otros, y para la propia compañía, Apple todavía está en su edad dorada. Para Warren, parece claro que está en su etapa de mayor madurez.

En el siguiente gráfico, podemos ver la bajada de cotización de la que os he hablado:

Apple Computer Inc(Diariamente)20160603092723

Fuente: Investing.com

El 16 de mayo, las acciones de Apple habían subido un 3,49% simplemente con la noticia de la compra de un paquete accionarial por parte de Berkshire Hathaway. Pero esto no se queda ahí, en el lado opuesto, Carl Icahn, a través de su fondo Icahn Enterprises, decidió vender su 9% de participación de Apple.

Warren Buffett, como ya dije antes, siempre adquiere posiciones en compañías con alta capacidad de generar flujos de caja sostenidos y calificación de deuda AA como mínimo. En cambio, el fondo de inversión de Icahn Enterprises tiene una valoración de deuda que es bono basura, haciendo compras hostiles avalando la compra con los activos de las compañías que adquiere.

Mi opinión es que realmente, detrás de todo esto hay un trasfondo de cuestiones políticas. En febrero Icahn vendió sus acciones de Apple generando amplias plusvalías (por más de 2.000 millones de dólares). Por todos es sabido que Buffett es un reconocido demócrata, en cambio el señor Icahn apoyó a Donald Trump en público, sabiéndose que en caso de llegar éste último a la Casa Blanca, Carl recibiría el puesto de Secretario del Tesoro estadounidense.

Sinceramente no quiero entrar en este tipo de cuestiones políticas pero lo que sí tengo claro es que hay algo más detrás de todo esto que difícilmente podremos llegar a entender o conocer.

¿Qué pasará con Apple?

Ambos inversores está claro que tienen razón en lo que hacen. Warren es el mejor en lo que hace, aunque no infalible. Lo que sí está claro es que la compra de la gestora financiera Hathaway ha dado un voto de confianza a Tim Cook y a su equipo de directivos para el futuro.

Apple no ha perdido el encanto, aunque hay que reconocer que su última línea de innovación (el Apple Watch principalmente) no es suficiente para cambiar los resultados de la compañía de manera muy “drástica”. En la actualidad, la gran manzana, a pesar de estar desarrollando diversos proyectos de automoción y diversos planes en los países en vías de desarrollo, está claro que ha perdido el encanto de chica joven y que ahora tendrá que recuperar.

Por último, a mi modo de ver, el Iphone 7 creo que será un punto de inflexión que nos dirá donde se sitúa la compañía de Silicon Valley. Aunque yo personalmente, creo que esta guerra de “pactos de compra y de venta” se debe más a una cuestión política que puramente financiera, por lo tanto, sólo el tiempo nos dirá que ocurre finalmente.

Gracias por seguir aguantándome otra semana más y nos vemos en los próximos días.

 

DFV.